Corrupción en Doñana

Foro específico sobre la especie, donde tratar todos los temas que rodean al felino más amenazado del mundo.

Moderadores: Nahuel, Toñe, alvalufer

Campero
Mensajes: 122
Registrado: Vie Mar 14, 2008 3:38 am

Corrupción en Doñana

Mensaje por Campero »

Lamentable realidad que no es exclusiva de la comunidad andaluza... el día que se tire de la manta en otras Comunidades Autónomas encontraremos la explicación a no pocas barbaridades ambientales que a menudo observamos y denunciamos por estos foros

aquí teneis la explicación a algunas denuncias públicas que se han leído en este foro en alguna ocasión, respecto a la transformación de áreas protegidas de Doñana para cultivos... ¡qué ricas son las fresas de Doñana!

y lamentable es también que hayan tenido que ser otros compañeros, también agentes de medio ambiente, los que hayan tenido que actuar contra estos funcionarios corruptos... ¿nadie vigila a los "vigilantes"?

así están las cosas :evil:



http://www.huelvainformacion.es/article ... ndado.html


La Fiscalía acusa a agentes de Medio Ambiente de cohecho en El Condado

El instructor confirma los cargos por cohecho continuado y omisión del deber de denunciar delitos contra los cuatro funcionario y mantiene la acusación contra otras diez personas · Hacían la vista gorda ante cambios de uso y construcciones ilegales
M. Rosa Font / Huelva | Actualizado 05.03.2010 - 09:21
zoom

La sede judicial de Moguer, donde se instruye la causa.
zoom

Uno de los agentes imputados, con el rostro cubierto, entrando en los juzgados tras su detención en junio de 2008.
Artículos relacionados

* La trama alcanzó a un técnico municipal de Moguer

* 1 comentario
* 13 votos
* enviar
* imprimir
* incrementar
* disminuir

Recibían sobornos en metálico o en especies supuestamente de manos de empresarios de la zona del Condado a cambio de hacer la vista gorda ante construcciones ilegales, vertidos o cambios de uso del suelo y hasta consiguieron prebendas en las fincas en las que trabajaban sus amigas o compañeras sentimentales (trabajadoras extranjeras), explotaciones agrícolas en las que sus propietarios los dejaban campar a sus anchas para mantenerse bajo su manto. Los cuatro agentes de Medio Ambiente (entre ellos el ex responsable de la Unidad) detenidos por la Policía Nacional adscrita a la Junta en junio de 2008 e imputados por un delito continuado de cohecho y otro de omisión del deber de perseguir y denunciar delitos (también de forma continuada) tenían montada una auténtica "red de corrupción" en su área de influencia (en las zonas de Palos y Moguer) que estuvo operativa entre 2006 y 2008, según el criterio de la Fiscalía de Medio Ambiente.

Superados los dos años desde el comienzo de la investigación, en manos del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Moguer, y en la antesala de los escritos de calificación de las partes, el instructor confirma en un auto la imputación de esto cuatro agentes de Medio Ambiente (R.P.P., A.S.M., J.R.R. y D.R.H.), mantiene también los cargos por cohecho contra otras diez personas (supuestamente empresarios de la zona), y exime a otras siete de toda responsabilidad en la trama.

El escándalo se destapó hace casi dos años pero antes de que saliera a la luz, compañeros y subordinados de los imputados llevaban dando la voz de alerta a instancias superiores desde 2005 por las supuestas conductas delictivas de integrantes de la Delegación de Medio Ambiente de la Junta. En los años posteriores, las denuncias se sucedieron hasta que llegaron a manos de la autoridad judicial.

Tras la investigación, decenas de testimonios y de práctica de pruebas, la Fiscalía emite ahora un informe -al que ha tenido acceso este diario- que describe la actuación de los implicados, que sumaban a sus habituales trabajos, el encargo expreso de la Delegación Provincial de Medio Ambiente de vigilar los límites y extensiones de las fincas de la zona para constatar que se estaba respetando el contenido del Plan de Ordenación del Territorio del Ámbito de Doñana aprobado en 2003 (Potad). En contra de las tareas que tenían encomendadas, recibían dinero, regalos y "atenciones varias" tanto de propietarios de fincas (se citan hasta cinco explotaciones de la comarca) como de empresas para que los agentes no denunciaran cuando ampliaban sus superficies de cultivo ocupando monte público, cuando realizaban construcciones ilegales o vertidos, además de ofrecer a los empresarios "asesoramiento puntual para evitar sanciones e impedir que su actuación contraria a la legalidad fuera detectada y sancionada".

El fiscal llega incluso a concretar las veces en el que dos de los imputados trataron de intervenir en las actuaciones que llevaban otros compañeros o técnicos de Medio Ambiente para favorecer a un familiar que tenía una finca y a otros empresarios, llegando hasta el punto de realizar alegaciones a expedientes sancionadores en nombre de las personas que habían sido denunciadas.

La Fiscalía cierra el círculo entre las personas implicadas en la causa y detalla, a raíz de la declaración clave de un testigo, que al menos dos de los agentes recibieron sobornos en metálico por importe de 600 euros por parte de una empresa, la misma firma que llegó a ofrecer a los agentes pagos de hasta 3.000 euros para que le buscaran lugares para realizar extracciones de áridos. En otro caso, dos empresarios involucrados ofrecieron la cantidad de 12.000 euros a los agentes de Medio Ambiente para que favorecieran una permuta de terrenos, que luego no se llevó a cabo.

Los agentes que nada tienen que ver con la red han asegurado en la fase de instrucción que el coordinador de la Unidad desplazaba de la zona al personal que no era de su cuerda y que recibían continuas presiones cuando presentaron algunas denuncias.

Según consta en los documentos que forman parte del expediente judicial, una larga lista de las denuncias que los agentes de Medio Ambiente de la zona de Moguer (ajenos a la trama) abrían por infracciones se perdían en el camino a Huelva. Hasta en tres ocasiones en el verano de 2006, uno de estos agentes tuvo que presentar el mismo informe, a pesar de tener acuse de recibo desde el primer momento y haberlo registrado en el centro de Calatilla.

Circunstancias muy similares se produjeron con solicitudes de aprovechamientos de suelo y con denuncias que fueron debidamente registrada en Calatillas y que, sin embargo, no aparecieron en Huelva, por lo que el agente que la formuló tuvo que presentarlas de nuevo.

En otra ocasión, una notificación a un interesado tardó más de un mes en llegar desde la Delegación de Medio Ambiente a la persona que tenía que entregarla a su destinatario. En mayo de 2006 hubo un presunto intento de eliminar archivos de la memoria del ordenador que se encuentra en la Oficina de la Unidad Territorial, Costas y Litorales, en Mazagón, según consta en una de las denuncias, intento con el que se pretendía "la destrucción" del trabajo realizado por los agentes de Medio Ambiente durante meses para actualizar y regular, por encargo de la Administración, la situación de las parcelas agrícolas de canon en los Montes ordenados de Moguer.

Según la denuncia, la persona que trató de hacer desaparecer estos archivos no se dio cuenta de que el sistema operativo del ordenador cuenta con una papelera de reciclaje, en la que quedan guardados los archivos antes de ser eliminados de forma definitiva, por lo que ese lapsus permitió que el intento de eliminación quedara reflejado con fecha y hora.

Aquel día de mayo de 2006, según la denuncia, los agentes de Medio Ambiente de la zona fueron convocados a una reunión en la Delegación del ramo en Huelva, por lo que apuntaba al posible responsable, una persona que conocía la contraseña de acceso a los documentos y que no tuvo que asistir a la referida reunión.

El coordinador de la Unidad dijo entonces, como explicación a este intento de hacer desaparecer documentación, que "en la oficina de Mazagón entraba y salía mucha gente".
Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado